Chapas con relieve

¡ Vuelven los letreros retro !

La mayoría de los letreros en relieve o alto relieve, fueron hechos para exteriores, entre 1890 y 1950 se construyeron con una base de hierro laminado pesado, que se troquelaba en la forma deseada. Este proceso los hizo duraderos y resistentes a la intemperie. También se hacían placas con relieve, de porcelana, que eran originarios de Alemania. Pronto se convirtieron en un elemento básico de la publicidad.

Origen de las chapar grabadas en relieve

Alrededor de 1900, los diseñadores experimentaban con colores llamativos, gráficos y diferentes grabados en relieve, que se utilizaron para anunciar de todo, desde cigarrillos y cerveza hasta equipos agrícolas y neumáticos. Ahora es difícil encontrar alguno de porcelana en buenas condiciones. Los coleccionistas pagan cientos e incluso miles de dólares por conseguirlos. Muchos de estos carteles en relieve fueron destruidos durante la Segunda Guerra Mundial. Más tarde, se hicieron chapas con relieve (como la patente del coche) de estaño y otros materiales y se pintaron con pintura esmaltada. Estos aún pueden encontrarse, pero a menudo están oxidados, rayados o rotos. Estos carteles con letras en relieve se hicieron muy conocidos en los años 80. También encontramos placas de marcas de coches, realizadas en metal, y placas identificativas para perros. Existe un gran mercado de carteles VINTAGE. Ahora puedes tener tu chapa con relieve para colgarla donde quieras. Algunas también vienen en madera. Aquí te dejamos las más “vintage”, envejecidas y originales.